¡Cómo hemos cambiado!

Siempre es tiempo para reflexionar, entre otras razones porque las neuronas están siempre en su sitio. Con todo existen temporadas en que, por disminuir otras actividades y necesitar nuestro organismo funcionar, como que se experimenta la necesidad de pensar o reflexionar, así como otras acciones mentales… ¡Qué bien o mal, según se mire, conocen esta realidad aquellos a quienes denominamos líderes políticos!
Apliquémonos el cuento.

Como_hemos_cambiado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *