Dos pasàs

Terminamos el curso pasado diciendo que habíamos comprometido a Pepe Cerdá para que nos diera parte de esas sabrosas historias que andaba recogiendo –espigolando, nos decía–, relativas a aquellos años cuarenta y/o cincuenta del siglo pasado.
Él nos advertía que, aunque las reflejaba como pasàs, deberíamos advertir que en nada se parecían a las extraordinarias historias que nuestro ínclito Pepe Ciges bautizara como tales pasás. Estas que él recogió son históricas: tienen autor o narrador real y personajes que las vivieron o, para su desgracia, las sufrieron. En frase del recopilador “pretendí recogerlas por cuanto eran relatos zufridos por nuestros antepasados recientes, a quienes no podemos olvidar en época que todos tenemos los ojos llenos de pan, frase que tantas veces oí de niño, precisamente en aquella época”

1_Dos_Pasas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *