Estudios XIV

Y, como era de esperar, con este episodio finaliza la requisa que le hiciéramos al autor.
Lo bueno, porque no todo tiene siempre que ser malo, es que nos deja la puerta abierta para, en otro momento, retomar unas cuantas pasàs en vez de los paseos pues, tal como finaliza este XIV Estudio, deja la puerta abierta para hacer pública –bien que una vez desidentifique [¿se puè dir axí?] los presonajes– una larga colección de pasàs de los años cuarenta, que ha ido arreplegando –otros dirán, espigolando – por esas calles y caminos de Dios…
Le emplazamos… para satisfacción de nuestros seguidores

Estudio_XIV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *