Evocación y afecto

Ni Ricardo Ros ni José A. Palop requieren presentación ante nuestros seguidores. Tampoco lo necesita su entrañable amistad, ni el respeto profesional que ambos dos se tenían.

Tras estas sencillas palabras nuestras, solo queda una invitación: la de la lectura del Documento, cuyo título encierra toda la emoción contenida, del amigo que queda al amigo ido.

EVOCACION_Y_AFECTO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *