Hoy como ayer

El matadero, el lavadero y… tantas obras municipales: unas realidades que no se utilizan, o se utilizan mal; otras inexistentes por abandono de las preexistentes… En pocas palabras: ¡cinco mil alcaldes cada uno de los 365 días del año!
Y así nos ha ido y… nos va.
¿De qué nos quejamos? ¿Porque sólo mande uno o por no ser ese uno?
Hace años se decía aquello de cien hombre para el saco y… el saco en tierra. ¡Cuánto sabían los viejos!

Semana_27

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *