La cuestión enguerina en los 50’s

Hace años, tal vez cuando ya no había problemas tan acuciantes como los de subsistencia, se plantearon cuestiones más “filosóficas”, especialmente relativas a los orígenes de las lenguas. El fenómeno también llegó a nuestra parla; si bien aquí adoptó una forma diferente, pues no se trataba de saber cuál era su origen sino si a los enguerinos nos convenía decantarnos hacia el castellano o hacia el valenciano.

Hoy presentamos dos artículos relativos a dicha conveniencia; a ellos hemos querido agregar una reseña de lo que, hasta muy recientemente, se ha querido considerar el arranque del estudio científico de nuestra parla.
Bajo el seudónimo de Hércules, el autor ya ironizaba sobre quien nos era presentado como salvador de nuestra parla, dado que andaba preparando un vocabulario que algunos todavía siguen esperando…

Y hemos querido publicar todo ello hoy, así como pensamos ir completando con algún otro material, publicado en aquella época, en sucesivas entregas para general conocimiento y ante previsibles veleidades futuras o como tratamiento preventivo ante posibles infecciones.
Todo ello lo hacemos no por chovinismo, sino por dos razones de peso, a saber:
La primera es el escozor que nos produce conocer que el “arrebatacapas” continúa sin devolver el material que “incautó”; la segunda, para desmitificar la idea de que hasta que llegó tal “investigador” nadie había conocido la existencia de nuestra parla. En efecto, nos consta que con anterioridad a los años 60 existen trabajos para la elaboración de estudios científicos sobre nuestra parla, en concreto: en los años treinta y cuarenta del siglo pasado, consta la existencia de estudios científicos sobre nuestra parla, como son las encuestas para elaborar el Atlas Lingüístico de la Península Ibérica, conocido con el acrónimo ALPI.

Deseamos que estas reflexiones y, especialmente, la colección de documentos que presentamos puedan servir para algo positivo.

La-cuestion-enguerina-en-los-50s

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *