Lo que sí puede el humilde

Borceguíes son botas militares diseñadas para ser utilizadas por los soldados en las acciones de combate o de entrenamiento. Por lo demás, el diccionario de la Academia de la Lengua establece que es una de las formas castellanas del plural de borceguí, que es un calzado que llegaba hasta más arriba del tobillo, abierto por delante y que se ajustaba por medio de correas o cordones.
Preciosa historia la que nos propone Antonio Bolbaite –rememorando la tradicional leyenda francesa que refiere que las flores más lindas son las que se crían en las ciénagas y los estercoleros–, aplicada a los años de la postguerra de 1.939. Sí; esa que, si para el autor y su generación había sido una realidad, actualmente, aunque algunos se empecinan en lo contrario, al menos cuantitativamente queda más lejana que la de Guerra de Cuba para el autor del Documento que les presentamos.

Lo_que_si_puede_el_humilde

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *