Principe de Asturias. In memoriam, y 2

… y la crudeza de los enigmas que todavía hoy siguen sin resolver, cien años después de aquella triste madrugada.
La mísera vida sin salida que se vivía en Enguera, tras el hundimiento de la industria y del comercio de la uva pansa, obligó a convertirse en emigrantes a más de un millar de vecinos. Ya en 1907 afirmaba El Enguerino haber abandonado sus casas más de 40 familias del pueblo; y, para mayor ignominia, varias de ellas ya venían de una emigración anterior. El mismo periódico irá desgranando, con machacona insistencia, la interminable lista de enguerinos que parten a la construcción del Canal de Panamá, a Cuba, a Brasil, a Argentina… Es más, el mismo director y fundador del Semanario se convertirá en emigrante y conocerá en tierras Argentinas que dos de sus hermanos y sus respectivas esposas habían perecido en el naufragio…
Era la época que siempre se ha querido silenciar y que vivieron en triste soledad las familias de los emigrantes que, si lograron regresar, ya no quisieron hacerlo al pueblo del que partieron…
Descansen en paz

ENIGMATICO_FINAL_y_2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *