Vacaciones años 50

Durante la década de los cincuenta del pasado siglo XX, los trabajadores por cuenta ajena en las industrias, tenían derecho a diez días de vacaciones, siempre que su situación como trabajador estuviese legalizada en la empresa. En ese periodo vacacional, que debía de ser de descanso y no lo fue tanto para muchos, estaban incluidos los domingos y los festivos que cayeran en esas fechas.

Una vez pasadas las fiestas de Semana Santa y de la Pascua, ya se esperaba con impaciencia, contando los días que faltaban, las vacaciones que daban comienzo, generalmente, el día 18 de Julio, y terminaban el 26 del mismo mes de Julio, Festividad de Santa Ana, Patrona del Gremio Textil de la Lana.

Así inicia Pepe Marín sus recuerdos de aquellas vacaciones de los años cincuenta. Pero recuerda muchas, muchísimas cosas más.

Vacaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *